miércoles, 19 de mayo de 2010

La cólera

Cuando algo te amarga la existencia y no puedes domeñarlo, cuando algo ofusca tus sentidos y nubla tu razón lo denominamos cólera. La cólera es el deseo de hacer algo realidad, de liberarse de las ataduras impuestas por una sociedad opresiva, por un ámbito familiar que no comprende las apetencias ajenas. La cólera es cuando algo te resulta injusto, tedioso, vituperable, y tus manos están atadas para actuar. Y aun tratas inútilmente de combatir la injusticia, el vil proceder de unos seres incomprensibles que viven enfrascados en su propio mutismo, en su realidad inconstante.
Pero frecuentemente me pregunto, frente a estas personas, ¿por qué combatir? ¿Para qué una lucha individual que nada resuelve? La única que voy a salir perjudicada, al fin y al cabo, soy yo. Y los demás jamás agradecerán algo que ni quieren ni comparten conmigo.
Mas ahora dejaré que la cólera pase. El escribir, de algún modo, saca la rabia contenida y la plasma en un papel o en un blog como es mi caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario