miércoles, 26 de mayo de 2010

Pregunta de amor

¿Quién besó la vez primera tu boca henchida de rosa y probó el nectar dulceamargo que tantos envidiaron? ¿Quién, doliente o compungido, amante del suplicio y del tormento, te tuvo entre sus brazos tembloroso, esclavo de ese amor tan denodado? ¿Quién frotó las palmas de tus manos, manos de santo o de ingenuo peregrino, que a tantos y tantos Lázaros curaron? ¿Quién, afortunado en el delirio, lleno de tu gracia y hermosura, probó de ti lo que a mí me fue vedado, tocando del cielo, en su gran altura, la divina gloria y perdiendo con ello el cuidado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario